padre-zenklusenLa Escuela Agrotécnica Salesiana puso en marcha un nuevo ciclo lectivo con renovada expectativas y una nutrida cantidad de alumnos que supera años anteriores. El directora del establecimiento, Padre Edgardo Zenklusen comento: “arrancamos con mucha alegría y esperanza. Tenemos 220 alumnos, mas que otros años, y eso nos anima porque vemos el interés de parte de los

alumnos y los padres por el tipo de enseñanza. Pienso que es muy útil la escuela agrotécnica para el país porque formar un técnico medio permite tener una salida laboral, ya que no todos va a ir a la facultad. Y aquellos que puedan trabajar en su campo y con su familia, salen con una vasta formación agropecuaria”.

En cuanto a los contenidos curriculares, explico que “estamos trabajando con la nueva Ley de Educación, llegando al quinto año secundario y nos queda solamente un año del polimodal y ya va todo a la nueva ley. Y con la posibilidad de tener un año más, pienso que las autoridades del ministerio se han dado cuenta de que fue un error sacarle un año a las escuelas técnicas y ahora lo quieren volver. No va a ser fácil por el cambio de cultura, ya que los chicos están apurados a terminar el secundario y quizás no los anima el sacrificio que quedarse un año mas, todo cambio tiene sus dificultades, pero lo veo muy positivo”.

El sacerdote salesiano remarcó el nuevo impulso de las escuelas técnicas, al comparar “llegó un momento que la gente no reparaba nada porque era mas fácil comprarlo nuevo, entonces los técnicos no tenían trabajo. Pero hoy se vuelve a darle impulso a la técnica y a la industria nacional, como así también al campo. Hubo un momento en que se enfermaba una vaca y no lo llamaban al veterinario porque no valía la pena por el magro precio que tenían los animales no se podía gastar, hoy compensa tener un buen veterinario y un buen ingeniero agrónomo porque los precios ayudan”.

Por último, el Padre Zenklusen, quien participó en la muestra ganadera de ACA, reflejó “el consejo que nos daban nuestros padres es que no tenemos que abandonar y a pesar de que haya tiempos malos, tiene que haber siempre animales en el campo. Lo importante es sostener la agricultura, la industria y la ganadería, que comparten su fuerza. Por eso tenemos tambo en la escuela y rodeo de cría. Ojala que este viento a favor que tenemos que siga de esa forma y que podamos recuperar definitivamente la producción ganadera”.