Más de un centenar de personas, allegados afectivamente a la entidad auriazul, conformaron un grupo de trabajo para colaborar estrechamente con la dirigencia en la organización del evento festivo que tuvo un éxito impresionante y aún resuenan los ecos de tan relevante acontecimiento.

Con un ambiente bien adornado con los colores auriazules y ante un marco de gran algarabía fueron recibidos los campeones y el presidente de la institución, Roberto Mascheroni, brindó el discurso de bienvenida, abundando en elogios hacia el plantel y cuerpo técnico, reflejando el orgullo que constituye institucionalmente haber alcanzado un relevante lauro deportivo. Asimismo, destacó y valoró el trabajo de sus pares de la directiva, de la subcomisión de futbol, de la mutual, de los más estrechos colaboradores y de la hinchada seguidora y fiel.

Luego de la cena se entregaron las medallas y recordatorios a todos los integrantes del plantel y cuerpo técnico campeón con la presentación a cargo de Alicia Venero y Mauricio Armani, tras lo cual el capitán, Joaquín Romero, recibió la copa del campeón de manos del presidente de la entidad, Roberto Mascheroni, en un momento de tremenda explosión de euforia juntos a referentes historicos de otras epocas que tambien fueron campeones con la divisa auriazul y fueron convocados a compartir ese trascendente momento.

El director técnico, Iván Reyes, se dirigió a los presentes, valorando enormemente el compromiso de sus dirigidos, destacando que se hizo un trabajo serio, honesto y responsable. El gran capitán, Joaquín Romero, agradeció profundamente el esfuerzo de sus compañeros, el apoyo de los dirigentes y el impulso de la hinchada para alcanzar tan relevante lauro deportivo. En tanto que el preparador físico, Prof. Ariel Palena, valoró el compromiso de los jugadores que residen en Rosario, quienes estuvieron a sus ordenes durante todo el año para mantener la mejor condición física para afrontar la temporada.

Entre otros momentos significativos de la noche, los futbolistas de Rojas, Raúl y Edgardo Speroni, hicieron entrega de un presente a Albertina, la hermana de ambos, y a Analía Zanoni, quienes fueron fieles seguidoras del equipo durante toda la temporada. De igual manera, Leonardo Martini, entregó flores a su mamá, como motivo de coincidir la fiesta con el día de su cumpleaños.

La fiesta prosiguió con buena musica de la mano de una banda de rock, constituida por Martín Novau, Andrés Vallejos, Kelo Di Prinzio y Juan M. Gasparini, quienes interpretaron varias canciones de la hinchada y un tema que se popularizó enormemente “Sangre Azul y Amarilla” que refleja la pasión y la identificación plena de los simpatizantes con los colores de sus amores.

El cierre estuvo a cargo de “Los Chicos Piratas”, la banda juninense que aportó su ritmo bailable, extendiéndose la fiesta hasta bien entrada la madrugada con ItalMon DJ en un clima de sana alegría compartida entre la gran familia auriazul por el histórico logro deportivo.

Ademas la fiesta fue muy compartida en redes sociales.