Con la entrega de certificados de asistencia concluyó un nuevo año del curso de idioma italiano que impulsa la Sociedad Italiana de Ascensión y que se desarrolló en las instalaciones de la Asociación Mutual del Club Social Dep. Ascensión con una amplia participación de alumnos a cargo del Prof. Mario Miri.

La presidente de la entidad, Alicia Di Prinzio, comentó: “este año culminamos 21 personas. O sea que la labor ha sido ardua pero muy fructífera y los más importante es agradecerles a todos por el acompañamiento, el compromiso y el entusiasmo por aprender una nueva lengua que heredamos de nuestros abuelos y a nuestro profesor que viene desde O Brien para brindarnos sus conocimientos, tratando de que las clases sean amenas para mantener el estímulo y poder continuar”.

Por su parte, el instructor, Prof. Marcio Miri, expresó: “seguimos adelante y sumamos un nuevo número de alumnos que comenzó este año y seguimos adelante con el idioma de nuestros abuelos. Además, todo lo que sea cultura también suma porque no se puede aprender el idioma solo, por eso tuvimos viajes a Italia y compartimos algunas películas para enriquecernos de la cultura de nuestros antepasados

“Agradezco a la comisión directiva, a la Asoc. Mutual del Club Social que nos presta el lugar físico para hacer el curso y a los alumnos que lo hacen de manera comprometida y responsable”, concluyó el profesor de italiano.

Asimismo, Alicia Di Prinzio, anunció que “tenemos entre los desafíos, motivar a los chicos, adolescentes y jóvenes a que se incorporen a la lengua italiana, ya que somos adultos y si no armamos un semillero para que esto continúe va a quedar trunco nuestro proyecto. Por lo tanto tenemos en mente armar un jardincito italiano, que funcionaría durante dos horas semanales para que los chicos comiencen a aprender lo básico como se hace en el jardín, pero en lengua italiana”.

Obras en la Sede

Sigue avanzando a paso firme el proyecto de revalorización edilicia del ex cine, ubicado en la sede de la Sociedad Italiana. Alicia Di Prinzio, destacó que “estamos terminando el proyecto para solicitar un subsidio al INAES para tratar de continuar con mayor énfasis las obras porque hace falta mucho dinero. Ahora estamos arreglando el piso y la municipalidad se ha comprometido a donarnos la tierra. Es una trabajo que lleva tiempo y lo primero que queremos hacer es el contrapiso para luego empezar con la labor fina”.

Y concluyó expresando: “muchas gracias a todos los socios, a los que colaboran comprando los pollos y a la comunidad en general. Los esperamos el año que viene para continuar con esta labor”.