La siembra de soja avanzó a ritmo lento durante la semana por las lluvias en gran parte de la región agrícola y ya cuenta con un retraso interanual de 3,4 puntos, mientras que las bajas temperaturas que se registraron en el centro y el sur de Buenos Aires podrían afectar a los lotes espigados de trigo, informó hoy la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

Si bien las lluvias retrasaron los trabajos de implantación, gran parte de la región agrícola recuperó humedad “de forma oportuna” y se espera que “este nuevo escenario brindará fluidez a la incorporación de lotes una vez que nos adentremos plenamente en la ventana se siembra”, explicaron desde la entidad bursátil.

La siembra ya cubrió el 3,8% de las 17,9 millones de hectáreas estimadas por la entidad, con un progreso intersemanal de 1,8 puntos porcentuales, que provocó un retraso interanual de 3,4 puntos.

Respecto al trigo, la cosecha avanzó durante la semana sobre las regiones del norte argentino alcanzando a trillar 280.000 hectáreas, con un rendimiento de 15,7 quintales por hectárea.

Ir a la fuente