El 8 de noviembre se celebra en todo el mundo el Día Mundial de la Radiografía, que conmemora el descubrimiento de Wilhelm Conrad Roentgen.


Un día como hoy, pero de 1895, el profesor Roentgen estaba trabajando con los rayos catódicos, utilizando ampollas de vidrio al vacío. Notó que cuando una corriente pasaba a través de la ampolla de vidrio, se producía en una pantalla de bario-platino-cianuro un efecto de fluorescencia y, además, se observó el efecto de este fenómeno sobre placas fotográficas. Llamó a este descubrimiento “Rayos X”. Meses más tarde esta técnica comenzó a ser utilizada en países desarrollados y luego en todo el mundo.