[ad_1]


Además, el mandatario participó de un mitín electoral por teleconferencia: «Todo es frágil. Todo lo que les conté puede ser deshecho y modificado, si los demócratas ganan. Ya vieron cómo se comportan, vieron lo que está pasando con ellos. Realmente se radicalizaron».

Como en toda la campaña, Trump mantuvo su tono dramático y sus ataques verbales contra la oposición demócrata, que mañana intenta recuperar el control de las cámaras del congreso federal y volver a tener la mayoría de las 50 gobernaciones del país.

- Anuncios -

Consciente de que necesita de mayorías oficialistas en el Congreso para avanzar sus iniciativas políticas, el mandatario se convirtió en la principal figura de la campaña y en los últimos seis días encabezó 11 actos masivos en 11 diferentes ciudades.

Con la banda sonora de Elton John, The Rolling Stones, Backstreet Boys y Rihanna, que marcó sus apariciones de las últimas semanas, Trump fue recibido con una ovación en Cleveland, Ohio, un distrito que fue clave en su victoria presidencial hace dos años.

«Cuando entren a votar mañana, tomarán una decisión muy simple. Un voto por los republicanos es un voto para continuar con nuestra extraordinaria prosperidad. Un voto por los demócratas es un voto para estrellar de inmediato este boom económico y frenar en seco», arengó el mandatario.

Esta vez, Trump estuvo solo, pero en los últimos días sacó a relucir algunas figuras famosas del mundo ultraconservador y ultranacionalista, como el periodista de la cadena de noticias Fox Sean Hannity, el conductor de radio Rush Limbaugh y el cantante de música country Lee Greenwood.

Una vez más, el mandatario les recordó a sus simpatizantes que la elección de mañana lunes -aunque definirá la relación fuerzas en el Congreso federal y en las gobernaciones y legislaturas locales- será una evaluación de su gobierno y demostrará qué nivel de apoyo tiene.

«La prensa lo considerará como un referendo sobre mi persona y sobre nosotros como movimiento», alertó Trump durante su mensaje al mitín de la mañana.

En medio de sus apariciones y sus frenéticos traslados de hoy, el mandatario aprovechó cada momento libre para tuitear y publicar mensajes en las otras redes sociales a favor de los candidatos republicanos a gobernador y legislador de cada uno de los 50 estados en juego.

[ad_2]

Ir a la Fuente