En el marco de un sencillo pero significativo acontecimiento, pleno de fe y unción mariana, se procedió el pasado lunes a la entronización de la Sagrada Imagen de la Virgen de la Medalla Milagrosa en una ermita que fue reconstruida en el campo de la familia Longo, ubicado en el primer tramo de la ruta desde Ascensión a Ferré.

El lugar se encontraba prácticamente destruido y la imagen había sido robada, pero a partir de la iniciativa de la Sra. Zulma Sabetta de Rossi, se pusieron manos a la obra para reconstruirlo y dejarlo en impecables condiciones a fin de poder colocar una nueva réplica de la Virgen de la Medalla Milagrosa.

La imagen fue trasladada en una unidad de apoyo del Cuerpo de Bomberos Voluntarios y varios vecinos se sumaron en una peregrinación hasta la ermita, donde se procedió a la bendición del Padre Aldo, a la lectura de intenciones por parte de la Sra. María Laura Procik y a palabras de agradecimiento de la Sra. Zulma Sabetta, quien junto a su esposo Luis, encaminaron este proyecto, junto a varios colaboradores.

“Es un día muy esperado, casi un sueño de un grupo de ex catequistas que pensamos en este proyecto, remodelar la gruta de la Virgen de la Medalla Milagrosa, la cual hace varios años fue dañada por una tormenta y perjudicada por manos anónimas que se llevaron parte de lo que hoy volvemos a colocar”, expresó Zulma Sabetta.

Asimismo, remarcó: “este lugar tiene un hacedor, un propietario y un diseñador devoto de la Virgen de la Medalla Milagrosa y desde lo alto debe estar feliz por este logro, me refiero a Don Mario Longo y su esposa, que en paz descansen. Por eso quisimos recuperar todo lo que había construido y lo hicimos con el mismo amor y entusiasmo de aquella vez. Para ello contamos con el apoyo de su hija, Elsita, y sus nenas, junto a la ayuda de amigos, vecinos y varios donantes que hicieron posible llegar a este día. A todos, nuestro agradecimiento, que la Virgen nos bendiga, nos proteja y acompañe al pasar por esta ruta”.

“Cuidemos entre todos este lugar, visitemos a la Virgen, recemos el Rosario y traigámosle flores. Seamos devotos de la Medalla Milagrosa y recemos también por Santa Catalina Labouré, que fue la monjita a quien la Virgen se le apareció tres veces y hace 70 años que fue declarada Santa”, expresó.

Y concluyó expresando un agradecimiento a “Gabriel Romero, que donó el vidrio; Mirta Giachello, Daniela Simonelli, Jimena Carosio, Cuqui Apesato, Marisa Convers, Carlos Caresani, Marcelo Bianchi, Angel Blanco, Sandra Melo, Maia Cases, Mabel y Yanina Martín, Teresa Disciacio, Norma Franquet, Doris Rossanigo, Patricia Savoy, Laura Procik, León Melo, el Delegado Mariano Di Santo, Bomberos Voluntarios, Policía local, Julián Tapia, Elsa Longo, Luis Rossi, FM Encuentro, FM Fly y Padre Aldo. Muchas gracias”.