padre-raul1
Después de 7 años de intensa labor pastoral, el Padre Raúl Acosta confirmó su despedida de la Parroquia “Ascensión del Señor” para comenzar una nueva etapa que destinará a la tarea misionera por todo el país. El Padre Raúl llegó a Ascensión el 1º de febrero de 2001 y permanecerá hasta el próximo 30 de abril después de celebrar las tradicionales festividades de Pascua, tras lo cual le dará definitivo adiós a la comunidad para instalarse en la ciudad de Pergamino.

En dialogo con este medio, el Padre Raúl se expresó de la siguiente manera:

-Como fue madurando la decisión de despedirse de Ascensión?

“Es una decisión que tenía tomada desde hace 10 años, por lo menos. Fue algo que lo plantee en su momento y lo seguí haciendo porque mi deseo es ser misionero y gracias a Dios se me dio. Quiero ser misionero para llevar lo mío, lo que fui encontrando en la vida como ministerio para la iglesia. El misionero va donde lo llaman, así que ahora andaré por todos lados y donde le lleve el viento iré”.

“Es un ministerio bastante requerido actualmente. Ya tuve contacto con un grupo de tres sacerdotes en Buenos Aires que ya están haciendo esta misión con el aval del Cardenal Bergoglio y tienen una casa donde hacen talleres, seminarios y retiros. Puedo allí hacer talleres y atender gente, pero no voy a ir a vivir a Buenos Aires. Mi residencia será en Pergamino, donde me encuentro más a gusto y desde donde puedo salir a cualquier parte del país”.

-Sus objetivos se cumplieron?

“Mis objetivos no, porque yo soy uno y el pueblo es mucho. Es algo que surge de las dos partes. He brindado todo lo que pude brindar y hemos llegado a cosas muy hermosas que no pensaba que podía llegar. Pero no son mis objetivos, sino lo que fue surgiendo de las dos partes a través de una interacción”.

-Se lleva un saldo positivo?

“Me llevo una cosecha muy grande porque pude redondear todo lo mío y estoy en mejores condiciones de ir a mi misión, con todo lo que aprendí y pude madurar acá. Hoy en día estoy mas seguro y mejor situado para comenzar esta nueva etapa que era mi esperada y deseada. Por suerte, ahora el Obispo bajó la banderita y arrancó una nueva carrera para mi”.

-Se siente reconfortado por el apoyo del obispo?

“Fue muy lindo porque realmente me abrió las puertas de la iglesia grande. El obispo se interesa mucho por este tipo de pastoral. O sea que estamos de socios en esta función”.

-Que se puede conocer sobre el recambio de sacerdote?

“Lo que estoy tratando de que la comunidad este junto al nuevo sacerdote. Yo no tuve esa suerte en Ascensión porque cuando vine no existía comunidad parroquial. Había una sola persona que parecía dueño de todo y se ponía delante de mí. Eso fue cambiando y ahora les estoy pidiendo que todos los grupos que integran la comunidad, que no son tantos pero existen y están creciendo, se pongan al habla con el nuevo sacerdote para estar dispuestos a construir junto a él en este nueva etapa”.

Ultima actividad pastoral

La ultima actividad del Padre Raúl, previo a las Pascuas, tendrá lugar el sábado 12 de marzo a las 20hs. en el Centro de Jubilados, donde se pondrá en escena una obra teatral musicalizada sobre la droga. La misma esta destinada a toda la comunidad, especialmente a los adultos a fin de tomar conciencia sobre este flagelo que atenta contra la vida.

En ese sentido, el sacerdote adelantó que “al margen de la despedida, quiero hacer una celebración por mis 1000 programas en la radio. Pero no hacerlo con una festichola ni comilona, sino con un mensaje muy lindo que podemos incorporar. El objetivo es tener palabra y poder nombrar una realidad que existe y que es la droga. Este mensaje es muy bueno y ya tuvimos la posibilidad de verlo a través de la municipalidad y destinado a los jóvenes. Ahora convocamos a todos los vecinos, mas a la gente adulta porque es un tema muy importante y la idea es tener palabra para nombrar una realidad que existe y que tenemos que saber resolverla, incluso antes que suceda. De esa manera podemos construir las posibilidades necesarias para luchar contra la droga”.

“Esta va a ser mi última acción pastoral de cara al pueblo, pero mi última acción litúrgica será la Pascua. Quiero que mi despedida sea la Pascua, otra cosa no quiero. Quiero vivirla intensamente con la comunidad, ya estoy haciendo la catequesis de Pascua y esto va a ser el broche de oro de todo este tiempo que caminamos juntos”, indico el Padre Raúl.

Por último, con motivo del aniversario de este medio, expresó: “agradezco a El Tribuno por esta siempre junto a la parroquia y felicito a este medio por sus 70 años de existencia. Pienso que es una trayectoria muy grande que nos permite la condensación que quedó por escrita de toda la historia de Ascensión y la zona. La historia es maestra de la vida y hay un libro abierto que se llama El Tribuno y si uno repasa esas páginas de 70 años nos puede enseñar mucho más. Por lo tanto, felicitaciones a El Tribuno y a seguir trabajando”.