ruta45-2011Desde la firma constructora Alquinaq ya manifestaron que la intención es tomar la obra de la ruta 45 «cuanto antes» –  según las últimas informaciones entre el martes y el miércoles los representantes técnicos de la empresa estaban en Rojas para terminar de cerrar la parte administrativa y técnica de la mencionada obra.

Para tales fines, los representantes técnicos de Alquimaq se reunían con la secretaría municipal de Infraestructura y Servicios Públicos, arquitecta Ana Anderson.

El objetivo del cónclave, es avanzar por un lado en cuanto a los aspectos administrativos, sumamente complejos, concomitantes a la cesión formal de la obra por parte de la anterior adjudicataria, la UTE (Unidad Transitoria de Empresas)

integrada por Balsas Hermanos y Equipos e Ingeniería Civil.

Desde un primer momento, como hemos consignado, se optó siempre por la alternativa de la cesión, de modo de evitar una rescisión contractual que llevaría, indefectiblemente, a relicitar la obra, con las demoras consecuentes. La UTE originalmente adjudicataria de la obra, en la inteligencia de poder cumplir con los trabajos en el marco administrativo y económico vigente, accedió a esta posibilidad: otra actitud, por cierto, hubiese sido sumamente contraproducente para ambas firmas.

Pero esto ha demandado una interminable seguidilla de tramitaciones y negociaciones las que, aparentemente, por fin estarían llegando a su culminación.

Y por otro lado, se procurará avanzar en cuanto a la parte esencialmente técnica de la obra: se trata de evaluar qué es lo que se hizo en cuanto al pliego original, qué se debe hacer, y cuál será el proyecto técnico y el nuevo plan de trabajo. Esta parte, ciertamente, sería la menos compleja de resolver ya que depende básicamente de Alquimaq y, se sabe, para esta firma la obra en cuestión es de relativa significación técnica, aunque seguramente interesante desde el punto de vista económico.