El presidente del Coninagro, Carlos Iannizzotto, puso sobre el tapete el tema de la rentabilidad del productor durante el importante encuentro con autoridades municipales de General Arenales, Lincoln y Alem y representantes de la Cooperativa Agrícola Ganadera Ltda. de Ascensión.

En cuanto a las problemáticas que afectan al sector, detalló: “hay situaciones de infraestructura y de caminos, cuestiones de precio y de cadena de valor, de importaciones y situaciones ambientales, a sustentabilidad del suelo y un montón de cuestiones más que vamos a ir viendo e intentando solucionar. Y a eso se suman algunos aspectos, que no son problema, pero que hay que impulsar con creatividad porque el campo le puede dar rentabilidad y recursos al país de manera económica y también desde el punto de vista humano y del desarrollo local porque hay que agrandar al país y el campo es la gran herramienta”.

Sobre las situaciones de emergencia que atravesó el productor, primero con una grave crisis hídrica y ahora con una constante sequía, el titular de la entidad, dijo: “venimos de una reunión muy importante sobre seguros porque estos cambios bruscos han llegado para quedarse y lo vemos en distintas regiones del país. Por ejemplo en Mendoza hemos tenido crisis hídrica y el año pasado tuvimos problemas de pudrición por exceso de lluvia que no estamos acostumbrados. Por lo tanto hemos priorizado el tema del seguro para proteger el productor porque trabajar a cielo abierto porque es mucha la inversión que se hace, se pone en juego mucho capital y ojala que este año podamos contar con una ley de seguro que garantice uno de los grandes riesgos que tiene el productor”.

Consultado sobre el vínculo del gobierno nacional, aclaró que “hay mucho dialogo aunque las respuestas se están demorando. En algunos casos son comprensibles porque se debe a la situación que vive el país en la macroeconomía con el tema de la depreciación de nuestra moneda, la tasa de interés, el tema logístico y las cuestiones impositivas.

“Hay otros temas que van más rápido como la cuestión burocrática que se ha mejorado muchísimo con la eliminación de muchos registros. El Senasa está yendo por buen camino en lo que se refiere a su reforma; las mesas de competitividad establecidas por el Ministerio de Agro-Industria también nos permite sentarnos a debatir todo el sistema”, indicó Iannizzoto. Y agregó: “hay muchas cosas que faltan pero tenemos que seguir debatiendo todos los temas, sobre todo en lo referido a la rentabilidad del productor”.

Carnes

Con respecto al posicionamiento de las carnes argentinas, no dudó el reflejar que “las exportaciones en nuestra economía son fundamentales y el mercado interno no alcanza para abastecer un crecimiento de los sectores. Tenemos problemas de competitividad y es necesario abrir el juego desde el sector privado, mientras que el estado también tiene que ser eficiente. Por lo tanto, estamos en ese fragor y ojala que podamos encontrar rápidamente los caminos de la competitividad porque si hoy no exportamos es por problemas nuestros porque el mercado lo demanda y hay buenos precios”.

“Esta apertura que viene haciendo el gobierno internacionalmente tiene que ser aprovechada por todo el sector productivo agroindustrial pero hay ciertas barreras que tenemos que vencer”, agregó Iannizzotto.

Asimismo, en respecto al consumo interno, mencionó que “los índices demuestran que se ha ido evolucionando en estos años no solamente en el ganado bovino, sino también en las otras carnes, lo cual nos posiciona internacionalmente y ojala que volvamos a ser la potencia que antiguamente habíamos sido. Creo que las políticas y la apertura internacional van direccionada para ello. Ojala que podamos llegar rápidamente a los mercados de Mexico y Asia”.

“Internamente estamos un poco lento, pero venimos trabajando en el Congreso con una ley de economías regionales a fin de ayudar al gobierno a destrabar el problema de competitividad”, indicó el dirigente.

Créditos

“Si no tenemos crédito no podemos competir”, enfatizó el presidente de Coninagro. Y reflejó: “en la Argentina el crédito representa el 14% del Producto Bruto. En tanto que nuestros competidores, como el caso de Chile el 60% del Producto Bruno es crédito; EE.UU el 100% y en Europa están en el 80%. Y del 14% del crédito en Argentina, solamente el 1,6% es para la agricultura. Esto hay que revertirlo y estamos trabajando en ese sentido.

“el Banco Nación nos escucha, la refinanciación en la sequía es un gran avance para los productores y los créditos que van saliendo ahora para los productores y las cooperativas que tienen problemas porque han tenido que bancar el productor, no solamente en el tema agrícola-ganadero, sino también en el tema lechero, vitivinícola y demás. Evidentemente, las cosas no se dan con la velocidad que uno quiere pero tampoco están paralizadas”.

“Veníamos a una velocidad de 10 y se retrocedió a 4 o 5”, sostuvo Iannizzotto con respecto a la evolución del campo. Y explicó: “esto se debe a que cuando uno se acerca a los grandes problemas, cuesta resolverlos. De entrada se dieron buenas medidas con la eliminación de las trabas, la quita de las retenciones y la apertura internacional. Ahora hay que trabajar en aspectos estructurales más difíciles y tenemos que ver como aprovechamos el viento a favor internacional.

“Mi opinión es positiva, aunque hay sectores que están relegados como las economías regionales que son cultivos intensivos y tenemos un costo laboral e impositivo muy grande”, concluyó.