COMPARTIR

El joven piloto de Ferré, Santiago Álvarez, entró en la historia del automovilismo local tras completar su debut en el Turismo Carretera en los 1000 Kilómetros de Buenos Aires que conmemoraron los 80 años de la categoría.

Santiago hizo su primera experiencia en la “Máxima”, donde corrió como invitado de Sebastián Diruscio en la exigente competencia que se llevó a cabo en el circuito número 12 del Autódromo de Buenos Aires a 178 vueltas. Tras un primer turno donde corrió el piloto titular, Álvarez se subió al auto y completó 35 vueltas a ritmo competitivo. “Cuando salí de boxes quedé por delante de los punteros y los dejé pasar para no molestar. Las primeras vueltas fueron de adaptación al ritmo y con el paso de los giros me fui sintiendo más confiado y pude imprimir un buen ritmo de carrera”, comentó el piloto.

Cuando promediaba la carrera, un inconveniente mecánico comenzó a mermar el rendimiento del auto y finalmente terminó la carrera con un abandono

 “Lamentablemente se rompió el diferencial y la caja, así que no pude continuar en carrera. De todas maneras, lo positivo es que pude completar 35 vueltas en mi debut en el Turismo Carretera, con un ritmo similar al de Sebastián y disfruté mucho del momento”; señaló Santiago Álvarez.

Tras el debut en el Turismo Carretera, el piloto ferrense se enfoca en su continuidad en el TC Mouras. “Esta carrera me da mucha motivación para continuar progresando en el TC Mouras y soñar con llegar al Turismo Carretera como piloto titular. Fue un fin de semana muy especial para mí. Sin dudas, mi mejor momento en el automovilismo, así que quiero agradecerle a Sebastián por la invitación y a todos los que me apoyaron para poder concretar mi debut en el TC en una carrera tan especial”.