incendio1Un incendio de tremendas proporciones se produjo el pasado 3 de noviembre en una vivienda de la localidad de Ferré, donde funcionaba un almacén que quedó completamente destruido, al igual que algunas dependencias del inmueble. El hecho motivó la rápida intervención del flamante Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Ferré, que tuvo su bautismo de fuego en este lamentable suceso, contando además con la colaboración de los experimentados bomberos de General Arenales.

El Jefe de Bomberos de Ferre, Adrián Avila, comento que “recibimos un llamado a las 05.45hs. comunicándonos que se estaba incendiando una casa. A nosotros nos llego el número de INOV hace muy poco y todavía no estamos en condiciones de salir, pero las ganas de ayudar fueron más importante. Por lo tanto sacamos la autobomba y llegamos a la casa donde acontecía un incendio voraz. Inmediatamente nos pusimos a trabajar y convocamos a los Bomberos de General Arenales para colaborar porque no tenemos equipos autónomos y no pudimos ingresar por el humo. Lo único que pudimos hacer fue tirar agua y tratar de controlar el incendio desde afuera”.

“El origen aparentemente fue una heladera que entró en cortocircuito y se dio justo en un almacén donde hay muchos elementos de combustión. La propietaria estaba durmiendo en ese momento y tenemos que agradecer a las chicas de la municipalidad que trabajan en la calle que pudieron avisar inmediatamente y evitar que se propagara mucho mas porque el fuego no llegó a las habitaciones ni tampoco se extendió a las viviendas vecinas”, señaló Avila.

Y en cuanto a las consecuencias del incendio, reflejó que “en el comercio no quedó nada, inclusive corre riesgo la estructura porque el techo está por caerse. Es el dolor de perder todo en poco tiempo y para nosotros fue un golpe duro por tratarse de una vecina de nuestra comunidad”.