COMPARTIR

Para los que no conocen Andorra este pequeño país es una gran suma de misterios. No muchos conocen dónde se ubica, de que color es su bandera ni que idioma se habla. Pero si empezamos a investigar nos encontramos con cientos de detalles que nunca sospechamos encontrar en un territorio ubicado entre España y Francia.

Descubrí más destinos y viajes por el mundo en www.turismoinformativo.com

A no más de 300 kilómetros de Barcelona y a 3 horas de la ciudad de Toulouse, Andorra es un pequeño país o principado influenciado por todo lo que tiene a su alrededor y decorado por la magia de los Pirineos que le regalan algunos de los paisajes más impresionantes de Europa.

Caminar por las calles de Andorra la Vieja (su capital) es encontrar a cada paso a personas hablando en Catalán, Francés, Castellano o Inglés. Sus veredas decoradas de piedra y madera dejan ver el aspecto típico de una ciudad preparada para el turismo de invierno y que en verano busca convocar a los visitantes con propuestas de aventura y naturaleza. Con una población fija de no más de 80 mil habitantes y un total de más de 2 millones de turistas por año no caben dudas de cuál es la principal actividad de este pequeño país.

Para los que la visiten en invierno o en verano el abrigo será su mejor compañero. En el mes de mayo las temperaturas durante la noche no superan los 5 grados, lo que a comparación de Barcelona, dónde en la misma fecha ya comienzan a verse personas en la playa, es un gran cambio. En invierno el frío es constante y las pistas de ski (algunas de las más famosas y reconocidas del mundo) son la principal actividad de todos los visitantes.

Recorrer cada una de sus provincias es muy sencillo, económico y rápido. Existen seis líneas de colectivo interurbanas que por no más de 1,5 euros por persona realizan el recorrido que conectan a la capital con cada una de ellas. Y decir provincias es nada más que una formalidad, se trata en realidad de poblados separados por algún río o valle en el que encontramos algún museo, iglesia y por supuesto su respectivo centro de ski con aerosillas y complejos hoteleros.

Andorra la Vieja será una gran opción para los que quieran realizar compras a precios rebajados. Al ser un país libre de impuestos es posible conseguir mejores opciones en perfumes, tecnología, bebidas y tabaco.

Para los más aventureros la oficina de turismo de Andorra propone un recorrido de 100 kilómetros a pie conectando distintos parajes en cada uno de los pueblos en los que podrán sellar un pasaporte. Para todos los que realicen el trekking recibirán un premio que incluye merchandasing oficial y descuentos en algún complejo hotelero para una próxima visita al principado.

Un imperdible: el pueblito de Ordino, con un hermoso paseo a la vera de un arroyo y las callecitas antiguas.

Un consejo:​ abrigo. Apenas baja el sol las temperaturas descienden notablemente.

Un alojamiento: alquiler de habitación por Airbnb suele ser la mejor opción para presupuestos acotados. Sino hay cientos de hoteles disponibles a todo momento en verano. En invierno conviene siempre reservar.

Un pedido:​ si alguien encuentra una bombilla para el mate, es nuestra!

Descubrí más destinos y viajes por el mundo en www.turismoinformativo.com