exalumnos-ascLa Promoción 1950 de la Escuela Nº 3 de Ascensión volvió a reunirse un año más, pero el reencuentro fue muy especial, ya que constituyó una excusa ideal para festejar los 60 años de egresados y renovar la grata costumbre de compartir vivencias y anécdotas de aquellos tiempos inolvidables.

La cita fue en el restaurante del Campo de Deportes del Club Social donde se reunieron: Elida Piccinotti, Angelita Biancardi, Alfredo Parejas, Victoria Strozzi, Alicia Figueroa, Lydia Pascucci, Boris Malchiodi, Humberto Cutro, Osmaldo Apesato, Juan Carlos Pastorino, María Ester Casas, Elisa Bertola, Idelma Elisi, Héctor Gelacio, Beatriz Colombo, Nilda Reyes, Amanda Rinaldi, Elba López, Ana Soto.

 

La Hermana Angelita Biancardi, quien desde hace muchos años abrazó la vocación religiosa, señaló: “con Bety (Colombo) fuimos compañeritas de banco durante toda la primaria y guardamos recuerdos muy lindos. Este grupo todos los años se ha seguido reuniendo, no siempre hemos podido venir los que estamos lejos, pero hemos mantenido una unidad muy linda a la distancia a través de un cariño entrañable”.

Bety Colombo, que durante muchos años ejerció la docencia en la Escuela Nº 3, expresó: “se dio un grupo lindo desde el comienzo y los que vivimos acá, donde nos encontremos, nos saludamos como hermanos y siempre estamos unidos. En el grupo somos cuatro maestras y cuando trabajábamos en la Escuela Nº 3 empezamos a convocar a organizar este encuentro que se mantiene desde hace mas de 40 años”.

Al referirse a los 60 años del egreso, la Hermana Angelita, subrayo: “tenemos que agradecerle a Dios que estamos vivos, nos sentimos unidos a los que ya partieron, en años anteriores, José Rae junto a Boris (Malchiodi), me llevaban a visitar a los que no habían podido venir por problemas de salud u otros problemas, terminábamos de hacer la ronda con los afectos”.

Por último, expresaron  para las nuevas generaciones: “traten de ser unidos y de pasarla bien juntos, actuando de buena forma y cuidando a la familia que es tan importante. Es tan hermoso lo que se vive en estos espacios de reencuentro que les sugerimos que se convoquen porque cada grupo tiene personas con un carisma de convocación y ojala que a eso lo ejerzan porque es hermoso reencontrarse”.