Después de su brillante paso por Boca Jrs., el destacado futbolista ascensionense, Marco Torsiglieri, emigró al futbol mexicano, donde se sumó a las filas del Club Morelia, aunque no descarta su vuelta a la Argentina luego de haber recibido con su esposa Paula la bendición de la llegada de su pequeña hija Amelia que ya tiene 6 meses de vida.

Durante una reciente visita a Ascensión, Marco accedió a dialogar con este medio y se refirió al reencuentro con sus seres más queridos, expresando: “contento porque siempre venir a ver a la familia y más ahora con la nena que tenemos es especial. Siempre vengo a comer un asado y disfrutar de la familia y los amigos, como así también de lo lindo que tiene el pueblo que es la tranquilidad”.

- Anuncios -

Sobre la felicidad que significa la llegada de su hija, resaltó que “es una etapa hermosa pero un poco rara a la vez. Obviamente me hubiese gustado que nazca en Argentina pero circunstancias de trabajo hicieron que naciera en otro país pero estoy contento y disfrutando este momento porque crece muy rápido”.

Consultado sobre su momento futbolístico en el Morelia de México, comentó: “cumplimos en objetivo de mantener la categoría y clasificamos a la liguilla. En el primer semestre jugué bastante pero en el segundo jugué poco apenas seis partidos pero en el balance se cumplieron los objetivos deportivos, aunque en el segundo semestre me hubiese gustado jugar un poco más. Tengo contrato por dos años más y voy a ver qué es lo que va a pasar porque depende si sigue el técnico y lo que pretende el club ya que me gustaría buscar continuidad y si me la dan obviamente que me quedaré, de lo contrario trataré de buscar otra alternativa”.

“México es muy parecido a España en la forma de jugar, es un futbol dinámico y rápido ya que cuenta con jugadores muy buenos y también los campos son bajitos y mojados mas rapidos. Eso hace que sea diferente comparándolo con el futbol argentino”, señaló Marco.

Y con respecto a su paso por Boca Jrs. no dudo en resaltar que “fue hermoso y me quería quedar porque jugar en la Bombonera y con los compañeros que tenía era muy lindo, mas allá de la presión que existe pero en lo personal me gustaba porque constituía un gran desafío. Me hubiese gustado quedarme pero las circunstancias en el deporte hay que aprovecharlas y encontré una alternativa para seguir creciendo en México”.

Asimismo recordó su debut con la camiseta xeneize con una goleada a River en el verano. “Ese fue el primer partido que jugué con la camiseta de Boca y sumado a lo que significa el clásico, el ambiente y el resultado final fue realmente inolvidable. Además estaba mi familia y mis amigos que me hicieron el aguante así que fue algo muy especial”, señaló.

Y agregó: “me toco venirme de Ucrania después de una serie de problemas donde algunos jugadores quedaron libres. Entonces salió la posibilidad de ir a Boca y obviamente que no lo dudé. Además el técnico me dio mucha confianza lo cual para jugar es importantísimo al igual que el apoyo de los compañeros. Creo que se hizo un buen semestre tanto en la copa como en el campeonato y realmente me hubiese gustado quedarme”.

Asimismo dejó abierta las posibilidades de un retorno al club de la ribera, al expresar. “ojala que se pueda dar, dejo las posibilidades abiertas porque reitero que tenía ganas de quedarme y que mi hija naciera en el país pero el tema no fue ni deportivo ni económico sino que privilegié la chance de tener un contrato largo y tener la tranquilidad de trabajar y estar con la familia. De todas maneras, ojala que algún día pueda volver porque me fui bien con todos, tanto compañeros como dirigentes”.

Sobre la Copa Libertadores, donde fue parte del plantel dirigido por el “Vasco” Arruabarrena, destacó que “se hizo una primera vuelta perfecta, ganando todos los partidos, y si bien el primer partido en el Monumental fue parejo y en la Bombonera, donde solamente jugamos 45 minutos y podía pasar de todo porque quedaba mucho. Creo que si pasábamos ese partido éramos  un gran candidato porque teníamos dos equipos y un buen recambio, lo cual nos permitía estar al frente en los dos torneos, inclusive en la Copa Argentina. Me dio bronca porque había llegado para jugar la Copa Libertadores y quedar afuera de esa manera fue un poco frustrante”.

“La experiencia de jugar en la Bombonera es increíble, me tocó jugar con Velez y después hacerlo con la camiseta de Boca fue hermoso”, sentenció Marco.

Por último, extendió un saludo a toda la comunidad, expresando: “en Ascensión conozco a todos y siempre me han tratado muy bien. Aquí tengo a mis familiares y amigos y me siento muy bien al recibir el aliento y el apoyo de toda la gente”.