El Ing. Marcelo Carmona, especialista fitosanitario de la Facultad de Agronomía de la UBA, realizó una amplia e interesante disertación sobre enfermedades de soja, haciendo especial referencia a la Mancha Ojo de Rana, durante la jornada técnica organizada por Don Mario Semillas en Pergamino.

Carmona explicó que “es la enfermedad mas importante de la historia del cultivo de soja en la Argentina. Eso significa que es la enfermedad que mas se llevó kilos y perjudico al productor y al país en general, por lo que se ubica en el primer lugar.

Es una enfermedad sorpresiva, inédita y que el productor y asesor no está acostumbrado a enfrentar, por lo que se transforma en un desafío que requiere de entrenamiento y conocimiento para las mejores tomas de decisión”.

Asimismo aclaró que “hay que llevar tranquilidad porque es de muy fácil control y se puede controlar por resistencia genética, pero el problema es que no existen suficientes variedades resistentes para reemplazar a las susceptibles. Pero aún así es facil de controlar con el uso de fungicidas”.

En cuanto a las variedades de cultivo, comentó que “cada variedad tiene sus particularidades pero cuando se dice que una variedad es resistente a Ojo de Rana, es porque es verdaderamente efectiva y no se enferma, después cada variedad tiene sus atributos.

Muchos productores igualmente deciden sembrar variedades susceptibles porque tienen atributos excelentes de rendimiento, como 5.000 o 6.000 kilos de rendimiento, a pesar de que se enfermen. Y con un programa químico, que puede salir 40 dólares, pero bien planificado y realizado, se logran variedades que a pesar de enfermarse son muy rendidoras.

Por lo tanto, debido a la falta de variedades resistentes, es una opción interesante que tiene el productor teniendo en cuenta la cantidad de posibilidades de manejo que existen”.

Y respecto a las soluciones, sostuvo que “los fungicidas son la mejor opción emergencial, quiere decir que el productor tiene herramientas de manejo que son económicas y practicas como los fungicidas. En este caso tenemos una amplia variedad y margen para elegir, pero lo mas importante es saber cuando entrar al lote para tomar la decisión química”.