Días pasados disfrutando de unas mini vacaciones en familia, junto con su hermana y cuñado ;viajo el amigo Adolfo a Paso de la Patria; en la provincia de Corrientes, donde se dedicaron al tan apreciado deporte que es la pesca en el río Paraná.
Allí se hizo realidad la celebre frase de » a río revuelto,…ganancia del pescador»,  ya que había llovido muchísimo alrededor de 250 milímetros en esa zona. Y la pesca fue muy positiva, ya que lograron sacar ejemplares de muy buen tamaño y peso que fueron motivo de asombro de propios y extraños.

Adolfo Comino señaló que “fue una hermosa experiencia volver a allí, ya que hacia 18 años, que  no iba a pescar a esa zona. En el primer día,  embarcados en lancha obtuvimos una espectacular pesca de Surubí, sacando un ejemplar de 47Kg, y varios cachorros que devolvimos al agua. El segundo día seguimos con la buena racha y sacamos dos  Surubíes más, uno de 40Kg,  y el segundo de 35Kg . El tercer y ultimo día, sacamos otros dos uno de 37kg

y otro de 17 Kg.

«Llegamos en el momento  justo» -comento Adolfo-, ya que es muy difícil obtener estos ejemplares. Seguramente de 5 o 6 veces que vas a pescar, se da una así”.

Y en cuanto a las condiciones para poder pescar en el Río Paraná en Corrientes, contó que “se tiene que sacar un permiso de pesca especial en Fauna. No se pueden sacar ejemplares de Surubí de menos de 85 cm. de longitud, y los que den la medida se le les tiene que colocar un precinto con un numero, que también se obtiene donde otorgan la licencia de pesca. Además se puede transportar un solo ejemplar  de Surubí, por cada licencia.

“En cambio El Dorado, otro trofeo del Paraná, esta totalmente prohibido transportarlo y para poder pescarlo y comerlo allí tiene que tener una medida mínima de 75 cm. de largo.

Nosotros no tuvimos problemas ya que no pudimos pescar ningún Dorado”, bromeo Adolfo después de vivir una de sus mejores experiencias como pescador.