Tras la información de que el Gobierno Provincial pasó a cese la semana pasada a unos 80 docentes que venían cumpliendo funciones en la Escuela de Policía de la localidad, son muchas las conjeturas y dichos acerca del futuro de la institución policial, pero realmente pocas las certezas.La dirección del establecimiento policial que funciona desde el año 2013, el Ministerio de Seguridad tomó la decisión de que los docentes que prestaban funciones ahí, entre ellos varios policías de toda la zona, regresará a sus respectivos distritos para cumplir las funciones normales de policía.

Varios docentes consultados dijeron que esta noticia les llegó, pero no surgieron mayores detalles acerca del por qué de la medida, o si realmente este es el primer paso para finalmente llevar a cabo la disolución de la misma en 2016. Lo que realmente se puede tomar como concreto es lo que habría realmente cambios drásticos en el futuro de estas escuelas.