El párroco local, Padre Emmanuel, junto a la Hermana Martina y el Hermano Lázaro, realizaron la renovación de Votos Perpetuos en el marco de una celebración  religiosa que tuvo lugar el pasado sábado previamente a la misa en la Parroquia “Ascensión del Señor”, siendo acompañados por sus hermanos en la fe y numerosos fieles de la comunidad, para luego compartir una cena en familia en la sede de Caritas.

El Padre Emmanuel explicó que “es una práctica de renovar la consagración e intención de pertenencia a Dios y de toda la vida ofrecérsela a El. Como en el matrimonio, todos los días hay que volver a esa entrega y ofrenda de la persona, renovarla y hacerlo nuevo para sostenerlo en el tiempo. En nuestro instituto existe esta celebración, es un rito que se realiza después de una hora de adoración al Santísimo en la presencia de Jesús Eucaristía y lo que ya son hermanos de votos perpetuos renuevan en una oración esa intención de entrega de su vida a Jesús Sacramentado”.

Asimismo el sacerdote valoró el acompañamiento de la comunidad parroquial, resaltando que “es hermoso sentir que somos una familia y que la alegría de unos es la alegría de todos, por lo que compartimos este momento con los hermanos y hermanas junto a los fieles de nuestra parroquia”.

Capilla del Santísimo

Por otra parte, el Padre Emmanuel, destacó el avance de las obras de la nueva capilla del Santísimo Sacramento que se está construyendo detrás del templo parroquial a fin de brindar un lugar mas apropiado a quienes concurren habitualmente a las celebraciones religiosas.

Las obras van desarrollándose de acuerdo a lo previsto y se concretaron los cimientos, en tanto que se proseguirá con la segunda etapa de paredes a partir de la ayuda del Intendente Municipal, Prof. José M. Medina, quien recientemente estuvo recorriendo el lugar junto al sacerdote y la directora de Caritas, Sra. Coca Rapasetti.

“Estamos trabajando con la capilla que va avanzando y nos alegra mucho porque la primera etapa esta terminada”, indicó el sacerdote.

Y agregó: “Es para la gloria de Dios y sobre todo para que la gente disponga de ese lugar de encuentro con el Señor, encontrar el consuelo y la paz, acrecentar el dialogo con Dios que tanta falta y tanto bien nos hace. Pienso que va a quedar un lugar muy bonito, acogedor y agradable para que todos se sienta invitados a la oración y al dialogo con Dios”.

A fin de recaudar fondos destinados a la obra se pusieron a la venta una serie de bonos parroquiales. Al respecto explicó: “la municipalidad nos ayuda con los materiales pero la mano de obra corre por nuestra cuenta. Así que entre todos estamos solventando este gasto y quienes se sientan identificados con esta obra y quieran ser parte ayudando económicamente serán bienvenidos”.