Una nueva muestra de solidaridad y compromiso puso de manifiesto la comunidad de Ascensión y la zona para sumarse a la campaña solidaria emprendida desde Caritas Parroquial para llegar con donaciones a las familias afectadas por las graves inundaciones en la ciudad de Salto.

La iniciativa encontró una rápida y favorable respuesta de la gente que se acercó con sus aportes de ropa, calzado, alimentos, agua mineral, frazadas, colchones, artículos de limpieza y pañales, entre otros elementos que fueron trasladados el pasado sábado en un vehículo facilitado por Alcides Longo, quien fue acompañado por la directora de Caritas local, Coca Rapasetti, junto a Pilín Tapia, Olga y Manuel Machado.

En la ciudad de Salto fueron recibidos por el Padre Abel Gaspar, quien los acompañó en todo momento, pudiendo hacer entrega de las donaciones a muchas familias y observar en panorama triste y complicado que va dejando en tremendo paso de las inundaciones.

Coca Rapasetti señaló al regreso que “estamos acostumbrados a hacer esto pero esta fue la que mas me impactó porque en otros lugares donde fuimos el agua ya se había ido, pero en este caso permanecía y todavía se encontraba gente arriba de los techos y a la espera de una ayuda. Realmente un panorama muy triste”.

inund-salta (1)“El Padre Abel Gaspar nos aclaró que ahora no se van a distribuir las cosas porque no tienen lugar donde ponerlas ya que se encuentran en carpas y en los galpones de los ferrocarriles. O sea que se van a entregar cuando la gente vuelva a sus casas y necesite los elementos para empezar de nuevo, ya que muchos han quedado sin nada”, indicó.

Y resaltó: “la respuesta de la gente fue enorme y queremos agradecer a todos, particulares e instituciones como Cospal, Cooperativa, Municipalidad y otras más, como así también gente de Tiburcio y de Arribeños, entre otras personas que se acercaron a colaborar.

“Queremos agradecer profundamente a Alcides Longo, quien es un ser excepcional y siempre está con nosotros cada vez que lo necesitamos, como así también a los colaboradores permanentes de Cáritas, al Padre Emmanuel que nos dio su apoyo y a toda la gente que se acercó con sus donaciones en una muestra de gran solidaridad y amor por nuestros hermanos mas necesitados”, expresó Coca Rapasetti.

Por su parte, el Padre Abel Gaspar, remarcó: “recibo estas donaciones con la limpieza de corazón y con la luz de entrega al otro, nada más que por eso, porque es el otro que me está necesitando.

Así que al pueblo de Ascensión y a la gente de Caritas le mando una enorme bendición, un gran abrazo y un gracias muy grande, sabiendo que esto realmente no es para nosotros, sino que somos intermediarios entre la solidaridad de unos y la recepción de otros. Esto es importante porque la gente lo recibe con mucho amor cuando es hecho en forma organizada y no cuando es hecho a los empujones, a los manoteos o al acaparamiento.

“Les he dicho muy claro a la gente de Cáritas que no repartimos hoy ni mañana, sino que esto se entrega con mucho cuidado y es para muchos días después que vendrán cuando le gente se da cuenta de lo que le falta”, aclaró el sacerdote.

Y agregó: “sabemos que Cáritas es una institución que esta socorriendo las necesidades porque Cáritas es el amor de la Iglesia volcado a los pobres. Muchísimas gracias y una bendición  para todos”.