El gran arquero oriundo de General Arenales, Gaspar Servio se metió hace rato en el corazón de los hinchas de Independiente Rivadavia de Mendoza tras vences en el clásico a Gimnasia. Su personalidad, alocada por momentos, hizo que el simpatizante leproso le tomara cariño y respeto.En un clásico histórico ante Gimnasia, hizo lo que le faltaba: un gol. El arquero convirtió de penal el 3 a 0 parcial para la Lepra que, en media hora del primer tiempo, ya goleaba a su eterno rival.

Tras la victoria, que fue por 4 a 2, Servio reveló, en diálogo con radio Nihuil, por qué festejó con los hinchas haciendo una seña especial. «Hoy había una persona bastante fuerte en la cancha y le pedí, con el gesto, que me quiero quedar en Independiente Rivadavia», contó el ex Banfield. «Ojalá hagan el esfuerzo», agregó.

- Anuncios -

Sobre el público leproso y el partido, el portero dijo: «El cariño de la gente siempre es importante y tratamos de representarlos de la mejor manera. El último penal lo pateé en un Banfield – Quilmes, al mismo palo y fue gol».

«Nosotros estamos pasando un momento malo en lo económico y esto es un alivio para el grupo que lo merecía», expresó. «Golpeamos en los momentos justos y aprovechamos las pelotas paradas», analizó respecto del desempeño del Azul.

El elenco mendocino no se relajó luego de ganar el clásico y consiguió una importante victoria ante Central Córdoba por 3 a 1, logrando consiguió tres puntos vitales para engrosar el promedio, y porque no, para acercarse a los puestos de vanguardia y quedando a un punto del quinto. Sin mucho descanso, Independiente Rivadavia recibe la próxima fecha a Ferro, otro equipo que viene de buen andar con 42 puntos.