GoPro, la compañía que fabrica las cámaras deportivas, presentó una nueva versión de la Hero4, llamada Session; estará disponible el 12 de julio en Estados Unidos a 399 dólares, en un mercado que va sumando competidores de Sony, HTC, Polaroid, Ricoh, Garmin, JVC, Toshiba y otros.

Esta versión tiene un diseño más compacto que las anteriores; es resistente a los golpes, es sumergible 10 metros sin requerir un accesorio estanco y puede grabar video en Full HD o en 1440p a 30 cuadros, y tomar fotos de 8 megapixeles. La batería es de 1030 mAh (la de la Hero4 convencional es de 1160 mAh) para lograr dos horas y media de autonomía, y el equipo suma dos micrófonos para cancelación de ruido. Tiene también una ranura para tarjetas de memoria microSD.

CHDHS-101_main1

Tiene Bluetooth y Wi-Fi integrados, es la mitad de grande y un 40 por ciento más liviana que la Hero4 original, según la compañía; tiene nuevos soportes más compactos. La cámara se enciende con la presión de un botón, y comienza a capturar video o tomar fotos en forma automática. De hecho, la cámara tiene sólo dos botones (de encendido y grabación) y un pequeño visor para detectar el modo en el que hará el siguiente registro.

CHDHS-101_main3