Como acontece anualmente, la celebración de San Juan motiva a rememorar épocas pasadas que se resisten a perderse y que encuentran en algunas personas el motivo ideal para compartir un grato momento en familia y con amigos.Una tradición de más de 65 años es la tradicional fogata del San Juan que realiza el Sr. José Giachelli, quien este año volvió a repetir la costumbre y a compartirla con sus hijos y nietos, tal como lo hizo durante décadas pasadas con su abuelo y su padre.

De la misma manera, el Sr. Hugo Zarantonelli junto al Sr. «Pacha» Girón renovaron la costumbre del San Juan junto a sus familiares y amigos del barrio, compartiendo un grato momento que recuerda los momentos mas añorados de la juventud y la nostalgia de una época pasada.

Felicitaciones a quienes disfrutan y comparten estos momentos tan simples pero sumamente significativos que reivindican las tradiciones del ayer y convocan a todos a compartir un momento de sana diversión y alegría.

Años atrás eran numerosas las fogatas y los vecinos competían a veces de barrio a barrio por quien hacía las más prolija, la más grande, la que duraba más y los chicos corríamos de una a otra porque los más pródigos hasta nos invitaban con caramelos buscando que “su público” fuese más numeroso.

Que lindos tiempos, en la imprenta hacíamos una con los recortes de papel.