Un contingente de vecinos ascensionenses participaron en la 1ra. peregrinación diocesana al Santuario de la Virgen del Rosario de San Nicolás que tuvo lugar el pasado lunes 25 de mayo y que congregó a miles de fieles de distintas ciudades de la región y gran parte del país a fin de celebrar el primer aniversario de la inauguración final de la basílica, el sexto aniversario de la coronación de la Virgen y los 60 años de la toma de posesión del primer Obispo.

El grupo de fieles estuvo encabezado por el Padre Emmanuel junto a su madre y los hermanos Lazaro, Enrique y Juanito, a quienes acompañaron: Coca Rapasetti, Olga Machado, Sergio Figueroa, María Amelia Bugallo, Sandra Henry, Susana Curotto, Alvaro González, Valeria Tipaldi, Nora Echeveste, María del Carmen Rebollo, Estela Tiseyra, Cristina Romero y Javier Castillo. A ellos se sumó Claudio Avilez, quien participó de la peregrinación a pie que se hizo desde la ciudad de Colón, llegando a San Nicolás después de dos días de caminata.

Los peregrinos, llegados desde distintos lugares, disfrutaron de una jornada maravillosa que tuvo como cierre la Santa Misa oficiada por el  Obispo Diocesano, Monseñor Héctor Cardelli, quien en su homilía expresó: “Nuestra ayuda está en el nombre del Señor que nos llama a la conversión, a la oración, a la meditación de su Palabra, siendo el camino más corto y más fecundo que nos lleva a Jesús.

“El maestro interior que nos regala Jesús, así como hizo de María la servidora fiel, hará de nosotros sus discípulos encendidos para llevar su mensaje a todos , como nos dijo el día del envío al subir al Cielo, y a María la convierte en Madre de la Iglesia, pues esa fecundidad no sólo le permitió engendrar la cabeza , sino también todo el cuerpo místico de Cristo!. Hoy la celebramos con este título en toda la Iglesia.

“Hoy como en el Cenáculo, acompaña a la Iglesia orante y a la espera del Espíritu Santo prometido. Hoy, aquí, se renueva Pentecostés para salir al mundo a decirles que Cristo está vivo y que nos salva.

Queridos peregrinos todos y, en especial, a los de esta diócesis, en su primera peregrinación comunitaria, no dejemos pasar esta hora! Hoy es el momento! El anuncio nos urge! María nos acompaña!. Nos trajiste aquí, Madre, para darnos lo que nos pides y ahora, pídenos lo que quieras! ¡Amén!”