Foto: http://www.xn--cauelasaldia-bhb.com.ar/

Resolución del ministro Granados. Mientras los agentes estén trabajando no podrán utilizar dispositivos electrónicos personales. Sólo deberán usar los «Handy» de la Policía. Se busca mayor atención durante las horas de servicio.

«Atentos y vigilantes». Es la vieja consigna que con la nueva tecnología a veces se pierde entre los policías que patrullan las calles y los barrios de la provincia. Por eso el ministro de Seguridad, Alejandro Granados, decidió prohibir el uso de celulares, ipad y otros dispositivos electrónicos a los agentes de la fuerza cuando están en servicio.

El texto de la resolución número 335 que ya se publicó en el boletín informativo de la fuerza es claro: «la utilización de telefonía celular o dispositivos de audio, no provistos institucionalmente, resulta no solo en un déficit de atención en la prevención y represión de delitos y contravenciones, sino que incrementa los riesgos propios de las funciones que estos desempeñan».

Por eso, encomienda a los jefes de cada dependencia a que se encarguen de controlar que los oficiales que salen a patrullar sólo tengan entre sus pertrechos, el «Handy» que provee la institución.

Cuatro provincias argentinas se sumaron a la iniciativa de prohibir el uso de teléfonos celulares para los efectivos policiales mientras cumplen su horario de trabajo. La medida fue recientemente aprobada en La Rioja, que se acopla a Catamarca, Salta y Córdoba que hace un tiempo la habían implementado.