El pasado 1° de Mayo, Día del Trabajador, se realizó una especial celebración en la Iglesia “Ascensión del Señor” convocando a los carpinteros del pueblo con motivo de conmemorarse el día de San José Obrero. En esa oportunidad estuvieron presentes Claudio Henry, Mifo Camacho, Horacio Pinto y Roberto Repetto, quienes compartieron en familia una hermosa celebración religiosa encabezada por el Padre Emmanuel y que se proyecta repetir anualmente convocando a mas trabajadores del rubro que por cuestiones climáticas no pudieron asistir.

El párroco local, expresó: “es un día muy importante a nivel civil y religioso por recordar el modelo del carpintero que es San José a quien hemos tratado de resaltar su figura, su persona y sus cualidades porque es el modelo de los trabajadores. Ha sido una celebración muy particular en una noche que ha faltado la luz eléctrica pero ha estado la luz de Jesucristo, la luz de la fe y de la fraternidad, dándole un tinte muy especial, de mucha intimidad y de alguna manera nos ha remitido a la época de San José”.

“Apuntamos a que se institucionalice este día y poder celebrarlo con los carpinteros especialmente, pero también con todos los trabajadores, ya que a todas las personas se le han bendecido las manos porque el trabajo es tan amplio e incluye a la mamá que prepara los alimentos para sus hijos hasta el científico que se ha preparado durante muchos años para realizar sus descubrimientos. Entonces, el trabajo es una manera de participar en la obra creadora de Dios”, señaló el Padre Emmanuel.

Por su parte, Claudio Henry, quien tuvo la iniciativa de convocar a los carpinteros, señaló: “estamos contentos a pesar de que somos pocos pero seguramente se van a ir sumando porque la idea era juntarnos y compartir una celebración tan especial justamente en el Día de San José Obrero que es una de las celebraciones más importantes que tiene la iglesia. Agradecemos al Padre Emmanuel que nos hizo una hermosa celebración y esperamos reencontrarnos el año que viene”.