Aniversario de la Sociedad Italiana de Ascensión

0
477

Posterior a la misa de acción de gracias que contó con la participación del coro polifónico de Club Social se realizó el emotivo acto conmemorativo iniciado con estas palabras: Hoy, es para quienes formamos parte de esta gran familia por cuyas venas corre sangre italiana, un día muy especial.

Volviendo la memoria atrás, un 6 de marzo de 1925 un grupo de inmigrantes italianos fundaba  La “Sociedad Italiana de Socorros Mutuos e Instrucción “Italia Unida” de Ascensión.

Un puñado de visionarios italianos, hace ya 90 años unía su esfuerzo, trabajo y solidaridad en beneficio de todos y de cada uno de los miembros de su comunidad.

Esos hombres, comprendiendo que los pueblos demandan sacrificio para ascender y hacerse fuertes  pusieron valor, idealismo, generosidad en sus actos y propósitos en la obra que desarrollaron.

Se contó con la presencia de numeroso público y autoridades de instituciones. La Sra Miriam Luterotti representante del gobierno Italiano presidente de la Federación Regional de Sociedades Italianas de la Pcia de Buenos Aires y Presidente de la Sociedad Italiana de Junín no pudo asistir por haber sufrido un accidente de tránsito ese mismo día pero hizo llegar sus felicitaciones. Así también se recibieron salutaciones de vecinos e instituciones locales y del distrito.

La señora Alicia Di Prinzio de López, actual Presidente de la Institución dejó su mensaje visiblemente emocionada expresando entre otras cosas: Hoy aquí reunidos, a los noventa años de la fundación de la Soc. It.de Soc. M. e Inst., Italia Unida de Ascensión, podemos inferir, sin lugar a dudas, que aquellos pioneros italianos, “ Vivieron como soñaron”…porque tuvieron el coraje, la osadía, de dejar su tierra natal, su familia, sus amigos, sus ocupaciones y oficios, y emprender sin ninguna certeza, un viaje hacia otra tierra, extraña y lejana, como la Argentina.

Y ésta es una gran oportunidad para reconocer a través de sus descendientes a quienes despojados de todo individualismo, se unieron para trabajar juntos en beneficio de la comunidad.Es, pues, hoy , nuestra responsabilidad proseguir aquella senda marcada desde 1925 para poner en valor este patrimonio histórico cultural de nuestro pueblo,

Es momento propicio, para olvidar las dificultades, las vicisitudes del pasado, que seguramente han sido muchas- para que en un clima de hermandad nos unamos en aras de  recuperar lo que nos pertenece por legado de nuestros antepasados.

Por ello, es momento propicio para agradecer a todos, todos los que directa o indirectamente cooperaron y cooperan, brindando su tiempo, sus recursos, sus habilidades, su profesionalismo, y beneficiar esta obra nacida un 6 de marzo de 1925.

Es propicio este momento para agradecer a todos los que integraron comisiones anteriores, que han hecho factible a través de su intervención, mantener la vigencia de la sociedad italiana, ya que no somos más que eslabones de una interminable cadena de esfuerzos entrelazados por un loable fin: salvaguardar y perpetuar la vida de nuestra institución. En nombre de la comisión que integro muchas,  muchas gracias

Los pioneros de un sueño

Con la presidencia de don Vicente Loyácomo se constituyó la primera comisión directiva de la Sociedad “Italia Unita”.

En los demás cargos estuvo completada del siguiente modo: Vicepresidente: Luís Rafaelli Tesorero: Antonio Arrigoni Pro Tesorero: Carlos Minetti Secretario: José Ravagnan Pro Secretario: Juan Dequarti Vocales: Eugenio Pagani, Pedro Fulcheri, Domingo Pellizza, Juan Traverso, Andrés Pastorino, José Torsiglieri, Luís Barberi, Pedro Comino, Juan Colombo y Franciso Giufre. Suplentes: Mateo Rossi, Ernesto Uberti, Fidel Fenoglio, Pedro Bataglia.Revisores de cuentas: Felix Calegari, Domingo Remondini, Calixto Mori, Dante Serenelini, Sebastián Comino, Daniel Rivolta, Francisco Rossi

Descendientes, familiares de dichos fundadores recibieron un recordatorio.

En nombre de Luis Rafaelli, Nancy Romero de Piana. Oscar Minetti. en nombre de su tío Carlos Minetti.  Por José Ravagnan su nieto René Ravagnan. Por Pedro Fulcheri, Olga Guarinos. Por Domingo Pellizza, su nieta Norma Franquet. Hugo Pastorino en nombre de su abuelo Andrés Pastorino. En nombre de Pedro Comino su hija Ida Comino. En nombre de Fidel Fenoglio, sus nietos Estela Gómez y Juan Manacorda.  Por Pedro Bataglia, su hija Lidia Bataglia de Leale. Por Sebastián Comino, su nieto Adolfo Comino. Por distintas circuntancias no fueron retirados pero se harán llegar los recordatorios de Antonio Arrigoni, Mateo Rossi, Calixto Mori, Dante Serenelini, Daniel Rivolta y Ernesto Uberti.

También los nativos italianos radicados en nuestro pueblo fueron reconocidos con un recordatorio: Caterina Cavallaro de Traficante, María Estela Di Prinzio, Elena Ferrara, Pozzuto Carmela, Franco Dallapina, Antonio Di Prinzio, Santina Marinucci, Gino Di Prinzio, Rina Ambriogi.

La señora Fanny Colombo de Abecasis leyó unas palabras escritas por su hija Susana Abecasis.

Y para que este momento quede plasmado para la posteridad se procedió al descubrimiento de una placa recordatoria del nonagésimo aniversario de la institución, de manos del Sr. Mario Barra gerente de la Mutual Italiana de Socorros Mutuos de Arribeños y la Sra. Alicia Di Prinzio, bendecida por párroco José Guadalupe.

Posteriormente el festejo concluyó con una cena en la que primó la alegría y los votos de éxtito en el futuro de la institución

Una emotiva entrega

Hace más de 20 años la dirección de este semanario recibió en guarda de manos de una persona ya fallecida un documento invalorable para que fuese entregado en el momento propicio y cuando la institución se encontrara nuevamente sobre pasos seguros.

Esta situación era conocida por la presidente Alicia Di Prinzio quien respetó nuestra decisión de no entregarlo hasta que viésemos que el deseo de quien lo rescató se hiciera realidad.

Es así que el viernes 6 pasamos ese mandato póstumo a manos de sus verdaderos dueños en la seguridad que el éxito coronará su trabajo.

Hoy el primer libro de actas de la sociedad Italiana fechado el 6 de marzo de 1925 está y estará donde pertenece.

Hemos cumplido.