El Padre Emilio Becerra, párroco de la Iglesia Nuestra Señora de la Merced de General Arenales, vivió una experiencia muy enriquecedora en un viaje por Jerusalén y Tierra Santa, donde visitó distintos lugares donde estuvo Jesucristo. Y además, estuvo en Roma y El Vaticano, donde celebró una multitudinaria misa junto al Santo Padre, Benedicto XVI.

El Padre Emilio comentó que “fue una experiencia interesante al recorrer los lugares donde vivió el Señor Jesús. Fue una forma de compartir la vida de Jesús y sirvió para renovar la fe al ver esos lugares y poder profundizarlos y meditarlos mas profundamente. De hecho fue un viaje agotador pero al ver esos lugares que uno ha estudiado y meditado y la arqueología que nos ha revelado datos importantísimos como los lugares donde Jesús nació, murió y resucito. Por lo tanto estar ahí fue una experiencia inolvidable”.

“Fue mi primera vez en Jerusalén porque en el 2000 tenia la posibilidad de hacerlo pero desde Europa no nos dejaban viajar porque había problemas de seguridad. Pero ahora tuve la posibilidad y no la desperdicié porque pude recorrer esos lugares en forma personal, que constituyen un patrimonio arqueológico interesante. Además, la gente que me acompañó quedó muy contenta”, indicó el sacerdote.

Al referirse a su viaje a Roma, dijo que “durante tres días tuvimos la posibilidad de recorrer los santuarios del Padre Pío y de Loreto, donde esta la casa de la Virgen y la arqueología ha demostrado que es la casa auténtica donde María vivió. Los Cruzados en el 1100 se llevaron la casa ante la destrucción de los Persas para Italia y se ha comprobado que la casa esta formada por restos que no se conocen en Italia, pero si en Palestina. Entonces se venera la casa donde vivió la Virgen Santísima. Esto se debe a una relevación arqueológica muy valiosa”.

“Terminamos con una misa con el Papa ya que el 11 de junio terminó el Jubileo de los Sacerdotes. Tuve la posibilidad de concelebrar la misa con el Santo Padre junto a unos 20.000 sacerdotes de todo el mundo, compartiendo una experiencia muy enriquecedora”, expresó el Padre Emilio.

 

Actividad Parroquial

Por ultimo, en cuanto a la tarea parroquial, el Padre Emilio comentó que “seguimos con la catequesis y la vida normal y cotidiana. Ya no atiendo Arribeños desde hace mas de un año, lo cual me permite brindarle mas tiempo a la gente de Arenales. Tenemos misas de martes a domingos. A las 19hs. de martes a sábado y los domingos a las 10.30hs. De todos modos, cuento con el apoyo del Padre Alejandro de Arribeños y el Padre Raúl, de Ascensión, que ante cualquier circunstancia me reemplazan a fin de atender de la mejor manera a toda la comunidad”.