Nos pasó a muchos, (tal vez no a todos pero si a muchos) mirar fuera del país y ver cosas que en Argentina no conseguimos. No es diferente en al ámbito gastronómico, soñar con ese licor, ese gin o ese bitter que no podemos comprar y que nos encantaría tener en nuestra barra o nuestra casa, pero el argentino es un bicho hábil y siempre se encuentra una solución y la solución a la falta de productos fue algo que suena básico aunque no sea fácil. Comenzamos a hacerlos nosotros!

Esta no es una tendencia exclusivamente argentina o de países que no pueden conseguir algún producto sino todo lo contrario ya que esta tomando carácter global al punto de que las grandes empresas no temen la aparición de un competidor fuerte, sino que temen perder parte del mercado debido a la gran cantidad de marcas y productos nuevos que están apareciendo en él.

- Anuncios -

Pero esto no es una mala noticia sino todo lo contrario, este es el momento donde nosotros como consumidores tenemos la oportunidad de acercarnos a una barra y tener detrás de ella a un bartender curioso y activo que nos muestre los licores que hace para el bar, los tragos nuevos que mezcla y productos que crea siempre buscando mejorar y dar lo mejor a sus comensales.

Este es el momento donde como bartender (en mi caso) tenemos que aprovechar para subirnos a la ola y demostrar el compromiso con nuestra profesión, es momento de confiar en los nuevos productos del mercado que no son hechos por una empresa buscando ganancias sino por una persona impulsada por puro amor hacia lo que hace y es momento de acercarnos a una barra y sin mucho esfuerzo poder darnos cuenta de que detrás de ella, muy probablemente, hay alguien que nos va a cuidar y atender como es debido.

Los invito a intentarlo y tal vez no solo encuentren un bar donde estén cómodos, bien comidos y bebidos, sino que ademas les digo que al acercarse a la barra tal vez encuentren un nuevo amigo que los va a entender.