CICLISMO – Lamentable pérdida

0
284

El ciclismo argentino está de luto. El juninense Sebastián Cancio, que dos semanas atrás finalizó tercero en la tradicional prueba Doble Bragado, murió este domingo en el Hospital Ramos Mejía. Había quedado internado tras sufrir un cuadro de deshidratación e insolación durante la competencia.

Cancio, de 36 años, padecía insuficiencias hepáticas y renales desde una hepatitis que contrajo hace dos años, lo que le originó la descompensación en la competencia. Tras ser internado, con el correr de los días su cuadro se fue agravando, lo que derivó en complicaciones en el hígado y en los riñones.

«Sebastián venia incubando una hepatitis previa a la carrera a lo que hizo caso omiso y esta patología provocó la recaída que se incrementó por el cuadro de deshidratación», explicó su entrenador Gerardo Crisafulli, en declaraciones a Bragado Informa.

El sábado sufrió un paro cardíaco y el domingo, pasadas las 23, tuvo un segundo ataque al corazón, que terminó con su vida.

Entre sus principales logros, Cancio fue campeón argentino de pista en 10 oportunidades (2 en especialidad carrera por puntos, 3 en Madison, 2 en persecución por equipos, 2 en scratch y una en persecución individual), campeón panamericano en 2004 (San Carlos Tinaquillo), además, de ganar en 2005 la primera fecha del Campeonato del Mundo de ciclismo en pista (Moscú).  “El Tiburón” era muy apreciado en nuestro distrito, mantenía amistad con varios exponentes de la actividad y había sido protagonista de las últimas ediciones de la tradicional competencia aniversario de General Arenales.