La Cooperativa Agrícola Ganadera Ltda. de Ascensión realizó una jornada demostrativa a campo de los ensayos de variedades de soja e híbridos de maíz de la empresa Nidera que tuvo lugar en el establecimiento agropecuario “Don Pedro”, ubicado sobre Ruta 65 a escasos kilómetros de la localidad de General Arenales.

En la oportunidad, ante una amplia cantidad de productores, se recorrieron las distintas parcelas de soja y maíz con el asesoramiento de técnicos de Nidera, quienes explicaron aspectos relacionados con los distintos materiales que se pudieron ver a campo. Estuvo presente el Ing. Claudio Santana, gerente regional, acompañado por el Ing. Dimas Daireaux, gerente zonal y los responsables del servicio técnico, ingenieros Claudio Pastor y Ricardo Ulloa. Mientras que el gerente de la Cooperativa, Contador Diego Scarafia y el encargado del Semillero Cooperativo, Gustavo Battaglia, recibieron cordialmente a los productores junto a todo el equipo tecnico de ingenieros de la entidad.

El Ing. Agr. Mariano Álvarez comentó: “son ensayos de materiales de la empresa Nidera comparados con otras marcas y que sirven para generar información que luego se van a presentar para conocer el comportamiento de cada variedad de soja e hibrido de maíz. De allí va surgiendo el rendimiento y algunas particularidades”.

“Invitamos a los productores a recorrer a campo todos los materiales para que vean como están, el porte de cada uno, que vean las espigas de los maíces y como está la sanidad de la soja. Y además, aprovechar la visita de técnicos de la empresa Nidera que trabaja en el área de desarrollo y conocen bien los materiales porque los pruebas en distintos lugares y pueden aportar mucha información a los productores para ayudarlos en la decisión de que material sembrar en sus campos”, explicó el Ing. Álvarez.

Asimismo, consultado sobre la nueva Soja Intacta, comentó: “en las parcelas de soja están las variedades tradicionales y las variedades R2 o BT Intacta. En el lote hubo presencia de plagas y la Intacta tiene tolerancia a lepidópteros, o sea a distintas orugas, que estarían controladas con esa soja. También, se hizo un control a mediados de diciembre por bolillera y a principios de febrero hubo un segundo control de plagas, en virtud de que fue un año con presencia de orugas, pero lo cierto es que se controló y se pudo observar que las parcelas no tienen gran defoliación porque los controles se hicieron a tiempo.

“Además corroboramos que la soja BT realmente controla lepidópteros y muestra ventajas, por lo menos, en el ahorro de insecticida. Y además, son variedades nuevas que rinden mas aunque la diferencia no es tan evidente como ver una planta defoliada por insectos”, concluyó.