Por las bajas temperaturas que llegaron a los -22°C este viernes se congeló la cubierta de las cataratas del Niágara, creando una obra de arte frígido que atrae a turistas.

Muchos árboles estaban cubierto de la capa helada traslúcida que crea un hermoso espectáculo. Es el segundo año que sucede.

- Anuncios -

Una masa de aire polar se mueve a través de los Estados Unidos, incitando advertencias. El Servicio Nacional Meteorológico indicó un enfriamiento ‘peligroso’ e histórico.