El legislador de la Cuarta Sección Electoral Rodolfo Arata solicitó al Poder Ejecutivo, que a través de quien corresponda, estudie la posibilidad de reparar el camino pavimentado que une a las localidades de Ascensión y la localidad de Ferré, ambas pertenecientes al Partido de General Arenales.

El Proyecto de Declaración, presentado por Arata tiene como fin llamar la atención de las autoridades provinciales por el pésimo estado de conservación que presenta el mencionado camino. “Se encuentra intransitable y peligroso, los múltiples accidentes que se han registrado en los últimos tiempos son una prueba de lo mencionado”, declaró el Diputado.

Esta iniciativa tiene su origen en un petitorio elaborado por los vecinos de las citadas localidades y que cuenta con el acompañamiento de 1.800 firmas.

La presentación cuenta con  fotos como prueba documental, que permiten ver el grave deterioro que presenta en la actualidad la citada vía de comunicación.

Dentro de los considerandos, el proyecto mencionado sugiere la realización de las siguientes tareas: Demolición de carpeta existente, estudio de la posibilidad técnica del uso del material extraído para mejorar la base de asiento (reciclado), construcción de base estabilizada en un espesor de 20 cm. (Alternativas: suelo cal, suelo cemento o base estabilizada), riego de imprimación, ejecución de carpeta asfáltica en caliente, en un ancho mínimo de 7mts. y con un espesor de 7 cm., reconstrucción de banquinas con suelo seleccionado con compactación especial, estudio de las condiciones técnicas de las alcantarillas y puentes existentes.

 

Reparaciones del Municipio

Con material reciclado el municipio ha realizado varias reparaciones en el trayecto del camino Ascensión-Ferré, si bien no es una solución definitiva es un paliativo al problema en espera de algo mejor.

Al respecto habría que poner un poco más de organización al hacerlo, ya que no solo el seguimiento debe ser permanente (los pozos aparecen y se agrandan en días), sino también la forma de realizarlo. Colocar el material y aplastarlo convenientemente en dos o tres veces, para lograr mejor adherencia y que no queden montículos.

Una cuadrilla semanal sería lo adecuado, insistimos a espera de algo mejor.